En primera línea contra la pandemia: José Ignacio Fuentes, egresado de Odontología UDD

8 de junio de 2020

El joven odontólogo trabaja en el CESFAM Ñinquén, región de Ñuble, lugar donde se desepempeña en plena pandemia por el virus Covid-19.

A medida que el coronavirus continúa propagándose por todo el mundo, los trabajadores de la salud se transformaron en los protagonistas de una de las crisis sanitarias más grande que ha vivido el hombre, debiendo enfrentar abruptamente el desafío más importante de sus carreras profesionales, dejándonos como testigos de su la valentía, habilidad y dedicación mientras sirven en la primera línea de la lucha contra a pandemia del Covid-19.

Este es el caso de José Ignacio Fuentes, egresado de odontología del año 2019, quien actualmente desempeña labores como Odontólogo y Jefe del programa Odontológico en el CESFAM Ñiquén, en la región de Ñuble, desde donde ha debido enfrentar los nuevos desafíos profesionales que propone el Covid-19.

“Es bastante complejo desempeñar las funciones a las cuales uno está acostumbrado. Actualmente no tengo un asistente que me ayude con el orden en general y la atención a dos manos se hace compleja cuando se requiere algún material extra. Es un tema de completo estrés debido a que hay que estar preocupado en todo momento de cada detalle para minimizar al máximo una posible infección”, explicó José.

La critica situación actual existente en el sector profesional odontológico con motivo de la evolución de la pandemia ha afectado no sólo a los profesionales a nivel económico, sino también a pacientes, quienes en su mayoría siguen la recomendación de suspender la atención odontológica y realizar solo la de urgencia.

Ante esto, José advierte que lo más importante es dar mucho más que el 100%. “Lo que más me ha marcado, fue la atención a una usuaria de alrededor de 42 años con retraso mental moderado y con una situación de salud oral lamentablemente deplorable. Me hizo pensar que en este país aún falta mucho por mejorar y a nosotros como profesionales de la salud, nos falta mucho por entregar también. Es por eso que cada atención la hago pongo el 200% para realmente ser un agente de cambio y contribuir a mejorar la salud de la población independiente del rango etario o la condición del paciente”.

En esta misma línea indica que “la Universidad entrega las mejores herramientas para desempeñarse en cualquier ámbito, lo importante es tomarlo o dejarlo. En mi caso, pienso que las tomé de la mejor forma, ya que me encuentro desempeñando varios cargos de importancia al corto andar, lo que se traduce en que hasta ahora he hecho las cosas bien y pretendo seguir haciéndolas, con mi alegría y humildad de siempre”, dijo.