Claudia Brizuela, académica U. Andes: “La odontología conservadora y mínimamente invasiva es lo que me mueve”

16 de octubre de 2020

Claudia Brizuela lleva más de 15 años trabajando en la Universidad de los Andes y hace 11 dirige el programa de especialización en Endodoncia de la Facultad de Odontología. Ha realizado varias investigaciones en estos años de docencia en la UANDES y actualemte acualmente ha desarrollado una investigación de cultivo de células madre mesenquimales de origen bucodentario y regeneración pulpar y dentaria, además de una seguna línea de investigación es la de Biomarcadores para diagnóstico en endodoncia.

La Doctora en Ciencias de la Salud por la Universidad Internacional de Catalunya, se ha dedicado a la especialidad de la endodoncia por “lo desafiante que es y además por que nos permite dar una última oportunidad al diente, para no tener que extraerlo”.

Cuenta que “la odontología conservadora y mínimamente invasiva es lo que me mueve. Por otro lado, por que tengo una clara convicción, demostrado científicamente, que es lo correcto intentar mantener los dientes naturales en boca, siempre y cuando sea posible, evitando tener que optar por algo artificial”.

La endodoncia ha evolucionado enormemente las últimas décadas, en todas las etapas de la terapia, desde el diagnóstico hasta la obturación. Se ha incorporando tecnología de punta como por ejemplo: la utilización de magnificación como lupas y el microscopio operatorio, que permite a los especialistas ver cosas que no son visibles a simple vista, ya que en el pasado la experiencia era sobretodo de sensación tactil. “Además la incorporación de imágenes 3D, la utilización de nuevos materiales biocomatibles, la incorporación de terapias más conservadoras etc.Todo esto en búsqueda de mejorar el éxito del tratamiento endodóntico y entregar a los pacientes una mejor experiencia”, indica Claudia.

La odontóloga señala que “para ser endodoncista se requiere como características personales tener paciencia, constancia y sobretodo, creer en la endodoncia”. Además, precisa que esta especialidad “expande la satisfacción profesional y a la vez accede a nuevos desafíos y beneficios en tu formación académica. Se aprenden nuevas estratégias, técnicas, matertiales, etc. que tendrán importantes y positivas  repercusiones  en nuestros pacientes, y finalmente en nuestra sociedad”.